Diseño de la web por Mónica Gozalo con ayuda de Sunsetweb

Fotografía por Mónica Gozalo

©2019 por Experiencias de cambio

MEJORAR LAS RELACIONES EN EL AULA

Herramientas restaurativas y preventivas en el aula.

Por Isabel Vila Soler

INTRODUCCIÓN

 

La calidad de las relaciones que se establecen en el aula determina el clima en el que nos sumergimos, influye en cómo tanto los alumnos como los docentes se sienten y, por tanto, en lo que pueden aportar y recibir de los demás. Determina la calidad del aprendizaje.

Por eso esta propuesta plantea poner el foco en qué tipo de relaciones se están dando para poder mejorarlas. Aprender cómo generar espacios donde podamos tanto prevenir como abordar los conflictos que se van a dar, si o si, en el aula (y muchas veces fuera de ella) y que nos van a afectar directa o indirectamente. 

Entre los principios y fines de la educación, citando a la LOE, están:

“La educación para la prevención de conflictos y la resolución pacífica de los mismos, así como para la no violencia en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social, y en especial en del acoso escolar.”

“La educación en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad dentro de los principios democráticos de convivencia, así como en la prevención de conflictos y la resolución pacífica de los mismos.”

Y para que esto se dé, el alumno necesita tener una experiencia de cómo hacerlo, vivir en su día a día cómo resolver conflictos, cómo abordarlos, de qué forma poder expresar sus inquietudes. Y qué mejor que utilizar la realidad cotidiana para trabajar con ella.

 

El docente puede aprender a generar un espacio de convivencia seguro, donde se puedan exponer inquietudes, donde se aprenda a escuchar, donde el alumno viva lo que significa el respeto mutuo y la aceptación de la diversidad. La seguridad de que, cuando surja un conflicto, va a haber un espacio donde poder abordarlo. 

Los conceptos que se exploran pueden ser aplicados a cualquier tipo de grupo, aunque en este caso estén dirigidos a formar a profesores de IES para que ellos puedan aplicarlo en las tutorías y trasladar el conocimiento a sus alumnos, y por supuesto, a sus propias relaciones.

BASES PEDAGÓGICAS

 

Las principales fuentes son Thomas Gordon (Modelo Gordon) y Marshall Rosemberg (Comunicación No Violenta), ambos discípulos de Carl Rogers, uno de los iniciadores del enfoque humanista en psicología. Ambos crearon modelos de comunicación basados en la misma filosofía, que plantea cómo establecer una comunicación honesta que siente las bases de relaciones democráticas. 

 

MODELO GORDON 

El modelo Gordon incide en construir relaciones desde el respeto mutuo de todas las partes, donde cada uno asume su responsabilidad, ligada a la libertad de elección.

Aporta una estructura sencilla que permite clarificar en cada momento qué está sucediendo en la relación y qué papel tiene cada parte. Aborda habilidades relacionales a aplicar en cada caso, y propone un camino práctico para integrarlas.

 

COMUNICACIÓN NO VIOLENTA

La comunicación no violenta se basa en la idea de que todos los seres humanos tienen la capacidad de compasión, y solamente recurren a la violencia o al comportamiento que daña a otros cuando no reconocen estrategias más efectivas para satisfacer sus necesidades.

 

Distingue 4 componentes en la comunicación: observaciones, sentimientos, necesidades y peticiones, sobre los que profundiza y propone establecer el encuentro con el otro.

 

 

PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA

La programación neurolingüística estudia la forma en que el ser humano percibe el entorno y se comunica con él. Aborda tanto la relación con uno mismo como las relaciones interpersonales. 

 

Desde la PNL se habla de que El mapa no es el territorio, aludiendo a que la experiencia personal no refleja por completo la realidad. Una comunicación eficaz ha de contemplar esto. Por otro lado, cada persona completa su propio mapa, que puede ajustar. Y esto enlaza con otra de las premisas en que se basa, que es que un ser humano puede modelar conductas excelentes o que le permiten superar limitaciones, haciéndolas propias. 

 

 

FACILITACION DE PROCESOS GRUPALES

La Facilitación es el conjunto de habilidades, técnicas y herramientas para crear las condiciones que permitan un desarrollo satisfactorio de los procesos grupales y personales; tanto en la consecución de sus objetivos y realización de su visión, como en la creación de un clima relacional donde reine la confianza y una comunicación fluida, empática y honesta.

 

OBJETIVOS

Trasladar las bases, mediante la experiencia propia, para crear espacios seguros de expresión y escucha donde poder tratar y prevenir los conflictos en el aula y aportar cohesión y respeto mutuo a los grupos.

Trabajar con dinámicas que se puedan trasladar a clase, ofreciendo la posibilidad de que los propios profesores, solos o mediante un acompañamiento presencial, puedan llevar a cabo estas dinámicas en el aula con los alumnos.

Generar un espacio de aprendizaje común donde todos aportamos valor desde la revisión personal. 

CONTENIDOS Y ESTRUCTURA

 

CONTENIDOS

 

Principios básicos para mejorar las relaciones en el aula. Habilidades de comunicación y escucha.

Herramientas restaurativas y preventivas en el aula dirigidas a crear espacios seguros de expresión y escucha, donde poder detectar situaciones de posible conflicto y facilitar que se resuelvan. 

 

ESTRUCTURA

 

Se estructura en 4 encuentros de 2 horas. 

 

 

1. LAS REGLAS DEL JUEGO

Elementos básicos para crear un espacio de expresión seguro en el aula. 

 

2. JUGUEMOS (2 SESIONES)

Herramientas de encuentro y mejora de las relaciones en el aula.

 

3. CONSOLIDANDO EL APRENDIZAJE 

Sesión para resolver dudas, afianzar conceptos y asesorar a la hora de llevar a la práctica las herramientas vistas.

 

 

 

NECESIDADES TÉCNICAS

 

Sala con sillas, espacio para el movimiento y pizarra.

No está permitida la grabación de audio y/o video de las charlas, cursos o talleres sin un consentimiento previo por ambas partes.